Cuanto más muertos en la gripe española, más apoyo al nazismo una década después. El Informe del Banco Federal de la Reserva señala que un mayor número de muertes en 1918 hizo que se gastara menos (especialmente en instalaciones) y permite establecer una correlación con los votos a los nazis en 1932 y 1933, pero no con los partidos «extremistas» en la izquierda. Ha habido otros avances en investigaciones recientes, que un menor consumo profundiza recesiones subsiguientes, que las medidas para combatir el virus pueden afectar a la salud mental y las actitudes, que las zonas que combatieron la gripe española tuvieron una mejor recuperación económica. Sobre el apoyo del nazismo, también ha quedado claro que sentimientos como el odio a los «otros» es persistente, durando incluso siglos; que el auge del nazismo es correlativo con la densidad de asociaciones a nivel local y que la propaganda nazi tuvo más efectividad en zonas donde ya existía el antisemitismo, según el estudio de Kristian Blickle Pandemics Change Cities: Municipal Spending and Voter Extremism in Germany, 1918-1933 (2020).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad