La olvidada agenda de los colonizados

Si hay algo que cualquier filipino es preguntado en España es ¿porqué no hablan español?; después sobre Los últimos de Filipinas. Este video de la BBC está bien hecho, viene de otro artículo escrito el 30/I/2021 por la BBC de Colombia (“Por qué Filipinas no es un país hispanoparlante si fue una colonia de España durante 300 años”, por Dalia Ventura https://www.bbc.com/mundo/noticias-54724887 ) y parece que esa pregunta tan típica también es en América Latina.

El video resulta interesante, pero tiene un evidente sesgo con lo que los historiadores llamamos la “agencia”, eso de que unos son los que tienen las ideas y los otros los que apenas saben reaccionar. Eso de los colonialistas son los “agentes” o activos y los que han definido las Filipinas es continuadora de la mentalidad de los tiempos imperiales. El video señala a los misioneros españoles como los que influyeron en la selección de las lenguas locales, luego apunta al puñado de maestros como referente para el cambio de idioma y por fin al dominio americano como la razón para que los filipinos adoptaran la lengua colonial. NO, es preciso entender a Filipinas como resultado de lo que han hecho los millones de filipinos a lo largo de su historia, en lo que por supuesto han influido también los misioneros, esos thomasitas de principios del siglo XX y los colonialistas. En esas estamos, intentando cambiar las ideas. Lo mismo ocurría antes con las mujeres, se las veía como meras receptoras de las ideas que los hombres acuñaban; reaccionaban, pero no eran entendidas como personas con ideas propias. Incluyo una viñera aparecida hacia 1915 en Filipinas dibujada por el famoso pintos Fernando Amorsolo. Retrata a Filipinas con la Casa de España sobre sus piernas, esto es, la representación de la Comunidad española laica, y se dirige a los frailes (jesuitas, franciscanos, dominicos…) señalando a ese montón de cadáveres con los nombres de algunos muertos filipinos a los que culpabiliza a la iglesia (Rizal, Gomburza, Roxas, Osorio, Salazar…) y asegura: “Una montaña de cadáveres y un rio de sangre nos separan: MARCHAOS DE AQUÍ!”

El otro error es sobre el español como lengua de las elites. Se le refiere como “lengua confinada en una elite social,” o “el que se habla en los estratos de la elite social filipina”. Incluso cuando se refiere a que el español vivió su “máximo esplendor” en la primera mitad del siglo XX (ahora hay una excelente exposición sobre literatura hispano-filipina en el Cervantes) y muestra periódicos en castellano se sigue refiriendo a la élite que lo hablaba. FALSO: La tirada diaria de periódicos en inglés en 1937 era de 71.157 ejemplares y en español era de 65.593, seguidos por 42.902 en tagalo y 30.683 en chino. ¿Los sesenta y cinco mil eran élite y no los setenta y un mil, además ayudados por los colonizadores, no eran elite? NO, los que hablaban el idioma español eran los cultos (se podría decir también nacionalistas, aunque quizás es exagerado), no fue exactamente “la élite” la que dejó de hablar español. Es un sesgo típico pensar en procesos continuados y estables, pero no ocurrió así con la pérdida del español (ni con la desaparición de los dinosaurios), porque el período 1935-46 fue decisivo y hubo culpables. También en el caso de los dinosarios: el famoso meteorito. En el caso del español, algunos más cercanos.

El dibujo es también de principios de siglo, de un tal Lucy, con el Tío Sam tirando de un carro gladiator sobre unos filipinos totalmente dominados y atontolinados: vestidos de oficinistas, unos peinados iguales, uno llevando un bate de beisbol, otro una botella de whisky, otro un guante de boxeador y con una cosa incluyendo una estrella de cinco puntas que no sé identificar. Así se estaría “Cuando los Filipinos hablen solamente inglés”.  El español en Filipinas no murió, le mataron.

English日本語Español
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad