Este tipo de concursos son muy frecuentes en otras latitudes, no sólo en Japón, y están muy bien para que mientras se aprende un idioma se aprenda a exponer unas ideas de forma coherente, expresarlas y luego, lo más complicado, responder a una pregunta que se puede entender…. o no. Y que puede demostrar si uno es un busto parlante que ha memorizado un texto, o si también sabe interactuar. Como miembro del XXVIII Concurso de Oratoria en Japones, fue un placer volver a encontrarme con mi profesor Fernando Rodríguez Izquierdo, con mi querida Shigeko Suzuki, con el querido amigo, que siempre nos deja anonadados a todos con su japones, Paco Barberan y por supuesto con el director de la Asociación Tora, el “guapo” Doi, alma de los concursos, y con el resto de los amigos japoneses, empezando por el embajador Mizuyoshi, que aparece en el centro de la foto.

Miembros del jurado del concurso de oratoria
Miembros del jurado del concurso de oratoria

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad